Slow family living

Cómo incorporar el ‘slow parenting’ a nuestra vida familiar

¿Sobre protegemos a nuestros hijos? ¿Planificamos sus actividades al milímetro, queremos que sean los mejores en todo y darles una infancia “perfecta”?

Foto 25-6-17 17 15 44

Frenemos. Frenar es precisamente lo que predica la tendencia de crianza slow (o “slow parenting”), un estilo de crianza / educación más pausado, que tiene por objetivo encontrar el equilibrio, con más tiempo libre para pequeños y mayores, y una planificación familiar menos estresante, más relajada para afrontar el día a día.

Si os interesa la crianza pausada, o “slow”, debéis saber que es algo que hay que implantar de forma gradual en casa, ya que es clave que cada uno de los miembros se impregnen del placer para disfrutar de la vida sin prisas.

slow parenting.jpg

Los padres y madres slow entienden que la crianza de sus hijos es un viaje, no un proyecto empresarial. Dan a sus hijos tiempo y espacio para explorar el mundo bajo sus propios esquemas, confían en ellos.

Y es que un niño, después de todo, lo que necesita es jugar y no sólo para divertirse. El juego nos prepara para nuestras experiencias y relaciones sociales futuras, un entrenamiento para la edad adulta.

La crianza lenta permite que nuestros hijos sepan quiénes son, y no lo que nosotros queremos que sean.

¿Qué actividades podemos hacer para incorporar el “slow parenting” en casa?

El verano es buen momento para empezar, y una buena manera de hacerlo es poniendo en práctica estas actividades poco a poco:

Foto 1-6-17 15 13 55

• Dejad de lado las prisas para levantarse y disfrutad de hacerlo con tranquilidad y mejor humor.
• La vida de una familia se hace, en buena parte, alrededor de la mesa. Siempre que sea posible, es bueno desayunar, comer y cenar tranquilamente, charlando, y sin distracciones como televisiones de por medio.
• Tomaros un descanso vacacional en un lugar tranquilo y que potencie la creatividad de tus hijos. Es importante el contacto frecuente con la naturaleza, es el mejor antídoto contra el estrés, e invita al relax.
• Encontrad cada día un rato para hacer cosas divertidas juntos, reír y relajarse. Jugar a juegos sencillos, sin pantallas, los de siempre.
• Dedicad ratitos a no hacer nada, sólo estar estirados por cualquier lugar de la casa.
• Apagad los móviles o dejadlos de lado; los ratos para los niños son sólo para ellos.
• Procurad que en el calendario familiar todos los miembros tengan suficiente tiempo de inactividad para descansar.

IMG_1997 2

IMG_2180 2

¿Váis a poner alguna idea en práctica? Nosotros estamos en ello!

Y por último y más importante, siempre tenemos que tener presente que los niños son niños, no podemos pretender que se comporten como adultos antes de tiempo.

crecer sin prisas

Feliz verano!

2 comentarios en “Cómo incorporar el ‘slow parenting’ a nuestra vida familiar”

  1. ¡Me ha encantado el post! Eso de frenar ya vengo trabajándomelo para mi misma, pero es que para los peques es tan importante respetar sus ritmos y no exigir algo que quizás ellos ni si quiera desean. ¡Feliz verano familia de la furgo! 😉

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s